Max y Albert: “Tardamos 6 meses en hacer una obra”

Entrevistamos a los actores de la obra de teatro “El Lazarillo de Tormes”.

En el teatro de la escuela Maristas de Salt, nos hemos reunido con Max, Albert y Sergi, los dos actores de la obra de teatro del Lazarillo de Tormes y el técnico de sonido. Su obra de teatro es una adaptación de la novela picaresca “La vida del Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades”.

En un espacio de confianza y tranquilidad, después de ver su adaptación de la obra, conversamos con ellos para saber todos los detalles de la representación: preparación, decoración, interpretación…

 ¿De qué compañía venís? Somos la compañía de teatro de los caminos.

¿Quién escribe el guion de las obras? Nuestra directora y dramaturga es quien hace la adaptación de las obras, Daniela de Beki.

¿Hacéis castings para escoger a cada actor?

 Sí, Albert hizo un casting, pero Max entró por “enchufe”. A Albert le hicieron un casting para otra obra de teatro pero finalmente lo escogieron para hacer el Lazarillo de Tormes.

¿Qué otros trabajos hay aparte de los actores?

 El técnico es el vestuarista que diseña los vestuarios, Sergi, pero es el escenógrafo el que prepara todos los elementos de la obra. También hay dirección de escena, luces y dramaturgia, que se encarga de pasar el texto de prosa a diálogo.

¿Qué consejo nos podrías dar para antes de salir del escenario?

 Buen calentamiento, cuando hay tiempo. Hemos estudiado en escuelas que preparan mucho el cuerpo entonces es importante salir preparado y despierto, con la voz preparada. Una cosa relevante que aprendes con el tiempo es que cuanto menos preocupado estás por el texto y por lo que va a pasar cuando salgas, mejor sale. Antes de la obra es mejor estar haciendo el tonto con los amigos y que haya buen ambiente para entrar de buen humor, porque si ya llevas meses ensayando, ya te sabrás lo que pasará en escena.

¿Nos podríais dar un consejo para proyectar la voz y no gritar?

 Hay técnicas como controlar la respiración. A mí, por ejemplo, lo que más me ayuda es estar relajado porque la tensión no ayuda en este aspecto. La voz se tiene que comparar con un instrumento porque un violinista tiene que salir tranquilo al escenario, pero el violín nunca fallará, y un actor tiene que  estar tranquilo para tener el instrumento tranquilo también. 

¿Tenéis algún consejo para los decorados? 

Tenéis que tener muy en cuenta la utilidad y las opciones que tenéis. Funciona mucho jugar con colores para conseguir un ambiente y una imagen que vaya todo junto. También tienes que tenerlo todo a mano y accesible para quitarte las cosas rápidas. Tenéis que tener en cuenta que sean cosas de verdad, para que no parezca que sean cosas de cartón y a veces es mejor no poner una cosa de cartón para que no quede mal.

¿Por qué habéis decidido adaptar así la obra?

La decisión no es nuestra sino de la empresa, de la dramaturga y la directora, porque estamos trabajando con una obra que es prosa y se tiene que pasar a teatro. El teatro es una muy buena manera para conectar con el público adolescente.

¿Sabéis si el encargado del guion ha tenido dificultades?

Supongo que alguna sí, porque iba justa de tiempo, pero en este caso tuvo un referente, que fue otra adaptación del Lazarillo, donde el protagonista era una mujer, una Lazarilla.

¿Cómo hacéis para no reír en momentos serios?

Es muy difícil, pero al final se acostumbra uno, si te desconcentras te vas a reír, a sí que hay que estar concentrado siempre.

¿Qué habéis estudiado para actuar?

Interpretación o cursos de teatro y cursos dramáticos además de algún curso de canto y Sergi, el técnico, ha estudiado diseño y patronaje.

¿Qué países habéis visitado por el teatro?

Actuamos solo en España, des del norte, País Vasco, Navarra, Madrid, Andalucía, Valencia hasta Cataluña, Zaragoza, Castellón, Alicante y Murcia.

¿Cuánto tiempo aproximadamente os lleva hacer la obra y cuáles son sus dificultades?

En un proceso normal tarda unos 6 meses, desde que se decide la temática hasta que se hace la primera representación. Pero los actores entramos en la última parte de ese proceso. Ensayamos un mes antes de la primera representación.

Els alumnes de tercer d’ESO.

Redactor junior

close